18 de marzo de 2021 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Ted N.C. Wilson, President de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día

¡Hola amigos! Hoy me complace compartir con ustedes algunas cosas emocionantes que sucederán la semana que viene y que involucran a nuestros jóvenes de todo el mundo.

En el libro de Eclesiastés, capítulo 12, versículo 1, el hombre sabio nos dice, “Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud. . .” y estoy muy agradecido por los dedicados líderes juveniles de todo el mundo que toman este consejo en serio y ayudan a nuestros jóvenes a recordar a su Creador y los animan a formar una relación de por vida con Él.

Este sábado 20 de marzo es el Día Mundial de la Juventud y el Día Mundial de los Niños. Este es un día especial en el que los jóvenes de todo el mundo se convierten en las manos y los pies de Jesús, compartiendo el mensaje de amor de Dios de los últimos días y de amor y esperanza a un mundo en necesidad y ayudando a la gente de formas prácticas. Y nadie es muy pequeño para participar. Elena de White nos dice: 

“Ejércitos enteros de niños pueden colocarse bajo la bandera de Cristo como misioneros (incluso en sus años de infancia)… Nunca rechacéis el deseo de los niños de hacer algo para Jesús- Mantened su corazón tierno y sensible por vuestras propias palabras y ejemplo. (No apagueis su ardor por trabajar de alguna manera para el Maestro. (Manuscrito 55, 1895)

Quiero motivarles a involucrar a sus hijos y jóvenes en el ministerio y el servicio, y les invito a visitar children.adventist.org o youth.adventist.org donde encontrará recursos valiosos.

Ustedes saben, a los líderes juveniles adventistas del séptimo día, se les anima que por medio de la iniciativa “Pásalo” puedan inculcar tres valores esenciales en el corazón de los jóvenes. Esos valores esenciales, incluyen, en primer lugar, 1) Identidad en Cristo; 2) Misión como Adventistas del Séptimo Día; y 3) Liderazgo en la iglesia local. Esto se hace por medio de diferentes formas, como el Día Mundial de la Juventud y la Semana de Oración, que también inicia este sábado.

Escritas por el Dr. Yeury Ferreira, quien actualmente se desempeña como director de ministerios hispanos en la ciudad de Nueva York, estas presentaciones escritas especialmente para los jóvenes, se enfocan en el lema, “Yo Iré” y hablan de cómo estar listos para ir a donde Dios les envíe. Pueden descargar este material y más en la URL que se muestra en la parte inferior de la pantalla [youth.adventist.org/Resources/Week-of-Prayer].

Amigos, es emocionante darse cuenta de que la idea de I Will Go fue iniciada por jóvenes y ahora es el plan estratégico oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día para todo el mundo. ¡Este es solo un ejemplo de la influencia positiva y el impacto que los jóvenes pueden tener al alcanzar a otros para Cristo!

La Biblia está llena de ejemplos de niños y jóvenes que fueron animados a dar todo por Dios y que marcaron una gran diferencia en el mundo que los rodeaba.

En 2 Reyes, capítulo 5, vemos a una joven valiente, llevada cautiva y obligada a trabajar como esclava en un país extranjero. Y, sin embargo, en lugar de estar amargada, sintió compasión por aquellos a quienes servía y compartió su fe, lo que llevó a la curación de

Naamán, comandante del ejército Sirio.

Cuando el Señor se acercó al joven Jeremías para que le sirviera, tuvo miedo porque era joven, pero Dios le dijo: “No digas: Soy un niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te mande. No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte…” (Jeremías 1:7,8 RVR1960).

Dios se acercó a Isaías cuando era joven, dándole una visión increíble que lo puso de rodillas en confesión. Después de ser limpiado por el carbón figurativo del altar, Isaías estaba listo para responder al llamado de Dios cuando se le preguntó (por Dios mismo),: «¿A quién enviaré y quién irá por nosotros?» «¡Aqui estoy! ¡Envíame!» fue la ansiosa respuesta del joven. En 1 Timoteo 4:12, Pablo le dice a Timoteo, , “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.” (RVR1960)

A lo largo de los siglos, Dios ha utilizado a muchos jóvenes para mantener viva la fe y seguir adelante. En el establecimiento de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, Dios trabajó a través de los jóvenes, ayudando a establecer este movimiento sobre una base sólida y hacer que avanzara con energía, dedicación y entusiasmo.

Y todavía está llamando y utilizando a los jóvenes hoy. ¡Tiene planes increíbles para tu vida! Animo a todos los jóvenes, a todas las mujeres jóvenes, a los hombres, a las niñas, a todos los niños, a decir «¡Sí!» al Señor. Di: «¡Sí, Señor, iré adonde tú me envíes, Yo iré!»

Oremos juntos ahora mismo.

Padre celestial, de una manera muy especial oro por nuestros jóvenes, niños, por la juventud y personas que son tan impresionables, pero jóvenes y niños que cuando se les presenta a Jesús están dispuestos a decir: sí Señor, Yo iré, Quiero seguirte y compartiré tu mensaje en todas partes. Señor, bendice a nuestros jóvenes y bendice a los mayores mientras guían, nutren y animan a los jóvenes, bendice a nuestros niños y jóvenes en este día mundial de la juventud. Que puedan ser de bendición para todos aquellos que entran en contacto con estos preciosos jóvenes. Gracias por escucharnos y gracias por la promesa de la venida de tu hijo, quiero ir a casa contigo, por eso hoy Señor, decimos: “Yo iré” y comparto esta palabra, porque quiero estar contigo para siempre. En el nombre de Jesús lo pedimos, amén.

Top news

Subvención de 5 millones de dólares apoyará el cambio comunitario en Andrews
Perú registra la mayor cantidad de fósiles marinos encontrados a la fecha
Sábado de visitas