1ro de abril de 2021 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Ted N.C. Wilson, President de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día

Saludos amigos. Una de las promesas más hermosas en la Biblia, se encuentra en 

2 Crónicas 7:14—»Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra..»

Si alguna vez hubo un momento para orar y buscar el rostro de Dios, es ahora. Hoy, en medio de las crecientes crisis y la polarización en las sociedades, es el momento de humillarnos y pedir la sabiduría y la guía de Dios para llevar adelante la misión y el mensaje que nos ha pedido que compartamos con el mundo.

Este próximo sábado, 3 de abril, ha sido designado como uno de los cuatro días especiales de oración y ayuno durante todo el año. ¿Por qué un día de oración y ayuno? Porque nos ayuda, de una manera especial, a enfocarnos en el Señor y nuestra necesidad de Él. Ayunamos porque queremos sinceramente la bendición de Dios, aunque no es una forma de «ganarnos» esa bendición. El ayuno y la oración nos permiten dejar de lado las distracciones diarias y enfocarnos más plenamente en conectarnos con Dios.

En Mateo 6:17 leemos, « Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro,  18 para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.»

Noten que este texto dice, «cuando ayunes», no «si acaso ayunas». Entonces, vemos que el ayuno es parte de la vida del cristiano. Curiosamente, si estudiamos todos los ayunos en la Biblia, encontramos que cada vez que el pueblo de Dios oraba y ayunaba, Dios obraba poderosamente en su favor, ofreciendo liberación y el derramamiento del Espíritu Santo. El ayuno siempre ha sido parte del estilo de vida de los creyentes, al igual que la oración y el estudio de la Biblia. De hecho, todos los personajes importantes de la Biblia ayunaron. Se nos dice,

 «Ahora y hasta el fin del tiempo, el pueblo de Dios debiera ser más ferviente, más despierto, no confiando en su propia sabiduría sino en la de su Dirigente. Debieran apartar días para el ayuno y la oración. Quizás no se requiera una abstinencia completa de alimento, pero debieran comer frugalmente de los alimentos más sencillos.» (EUD92 83.3).

Pueden ver, el ayuno es más que simplemente evitar las comidas, es elegir prescindir de algo, para orar con más intención y enfoque. Muchos optan por dejar de comer, pero no todos pueden prescindir de los alimentos por completo y no todos eligen este tipo de ayuno. Algunas otras ideas pueden incluir elegir comer de manera más simple o ayunar de las redes sociales, la televisión u otros hábitos que consuman mucho tiempo. Los invito a orar sobre qué tipo de ayuno el Señor los guiará a hacer. Pero hagan lo que hagan, es importante recordar que el ayuno no se trata de ganar una recompensa celestial. El punto principal es eliminar las distracciones para que podamos buscar a Jesús con más entusiasmo.

El equipo de Reavivamiento y Reforma aquí en la Asociación General ha preparado un hermoso paquete de materiales que incluye un resumen del programa, una historia, un sermón y más, animando a las iglesias y a las personas a participar en este día tan especial. Los invito a visitar revivalandreformation.org para descargar este paquete gratuito.

Amigos, qué privilegio es acercarnos al Señor a través de la oración y el ayuno. Que Él nos guíe a cada uno de nosotros mientras lo buscamos con todo nuestro corazón en este día especial.

Oremos juntos. Padre celestial, te pedimos que nos ayudes a enfocar nuestra atención en ti, ayúdanos a dejar de lado aquellas cosas que interrumpen nuestra conexión directa con el cielo. Señor, anhelamos el derramamiento del Espíritu Santo en nuestras vidas, anhelamos la lluvia tardía del Espíritu Santo, te suplicamos que envíes esa lluvia tardía para que la obra avance como un rayo alrededor del mundo. Queremos ir a casa, así que Señor bendcea a aquellos que participarán en el ayuno y la oración, sea cual sea el tipo de ayuno, Señor, dirige a las personas de alguna manera para que se enfoquen más claramente en su relación contigo, que puedas impresionarlos en lo que ellos puedan hacer por ti en estos últimos días de la historia de la tierra. Gracias por escucharnos en esta oración, nos entregamos a tu cuidado. En el nombre de Jesús lo pedimos, amén.

Top news

Subvención de 5 millones de dólares apoyará el cambio comunitario en Andrews
Perú registra la mayor cantidad de fósiles marinos encontrados a la fecha
Sábado de visitas