8 abril de 2021 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Ted N.C. Wilson, President de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día

¡Hola amigos! En el libro de Hebreos, capítulo 13, leemos una hermosa descripción de cómo Jesús, nuestro Salvador, sufrió y murió por nosotros, un sacrificio sin pecado para que nosotros podamos vivir. Luego, en los versículos 15 y 16, leemos,

» Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.  16 Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios..»

Estos versículos nos recuerdan la importancia de la comunicación: Alabar a Dios, darle gracias y contarle al mundo Su maravilloso plan para darnos una vida más abundante aquí en la tierra y vida eterna cuando Él regrese. Y como movimiento, los Adventistas han encontrado formas de comunicar este mensaje incluso antes de que fuéramos organizados oficialmente como iglesia. A partir de 1849 con sólo «un pequeño artículo» llamado La Verdad Presente, el mensaje Bíblico de verdad y esperanza se difundió entre los lectores ansiosos.

La publicación creció y se extendió más ampliamente y después de diez números se convirtió en La Revista Adventista, seguida de Segunda Revista Adventista y el Heraldo del Sábado. En 1978, esta publicación volvió a llamarse Revista Adventista y todavía se publica hoy como revista mensual.

A medida que avanzaba la tecnología, nuevas formas de comunicación masiva hicieron posible llegar a más personas.

En el otoño de 1929 en Terranova y Labrador, Canadá, el pastor Harold Nathan Williams de Battle Creek Michigan fundó la Voz de la Radio Adventista. Originalmente comenzó como la Liga de Estudio de la Biblia, transmitiendo informes meteorológicos a los marineros, sermones y música. Hoy en día es la Red de Radio Cristiana más grande de Canadá y la única estación de radio por aire propiedad de la Iglesia Adventista en el país.

La transmisión de radio, Voz de la Profecía, también fue fundada en 1929, en Los Ángeles, California, por H.M.S. Richards, Padre. Comenzó con una sola estación de radio y el programa se extendió rápidamente por los Estados Unidos y más allá. Faith for Today, (Fe para Hoy), fue el primer programa de television Adventista, iniciado por William y Virginia Fagal en mayo de 1950, y para diciembre de ese mismo año, se había esparcido tan rápido, que llegó a ser el primer programa religioso transmitido a nivel nacional en Norteamérica.

En 1956, It Is Written, (Escrito Está), fundado por George Vandeman, llegó a ser el primer programa religioso al aire, a todo color, y fue el primero en aprovechar la tecnología satelital. Y, por supuesto, desde ese momento, muchos más maravillosos ministerios adventistas de medios de comunicación se han levantado, proclamando la verdad para este tiempo. Hope Channel, que es la red de televisión oficial de la iglesia, inició sus operaciones en 2003. Hoy día, la red cuenta con 59 canales alrededor del mundo.

Transmitiendo en múltiples plataformas, la programación de Hope Channel se puede ver en todos los continentes habitados de la tierra.

Este próximo sábado, 10 de abril, es un día especial para Hope Channel, ya que recordamos la importancia de la comunicación y ofrecemos nuestro apoyo a este importante ministerio de la Iglesia de Dios.

Escuchemos ahora este corto mensaje, del pastor Derek Morris, presidente de Hope Channel Internacional.

El segundo sábado de abril de cada año, ha sido designado como un sábado para promover Hope Channel. Este año, corresponde al 10 de abril de 2021. La misión del canal es ofrecer las buenas nuevas de Dios para una vida mejor hoy y por la eternidad. Y por las Iglesias Adventistas del

Séptimo Día, ofrecer una comprensión holística de la Biblia, incluidos los mensajes de los tres ángeles y las anti profecías. Queremos que las personas comprendan la Biblia para que puedan encontrar libertad, sanidad y esperanza en Jesús. Todos los días hay personas que comparten cómo el canal Hope Channel ha impactado en sus vidas mientras escuchan de la esperanza en sus propios hogares. Katherine dijo, “esto es tan maravilloso y oportuno. Esto impulsó mi fe, Jesús es fiel y conoce cada deseo de nuestro corazón y me dio lo que necesitaba hoy.“

El canal Hope está siendo utilizado por Dios para impactar miles de vidas en América del Norte y en todo el mundo y conectarse con personas como Catherine todos los días. Quiero invitarles a que inviten a sus familiares, amigos y vecinos a sintonizar Hope Channel. Su apoyo será muy apreciado. Dios les bendiga.

Gracias, amigos. Al recordar este importante ministerio de medios de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, trabajemos juntos para llegar a la mayor cantidad de personas posible con el maravilloso mensaje de esperanza de nuestro Dios.

Oremos juntos. Padre, gracias por crear formas tan asombrosas de comunicación con la gente, gracias porque podemos usar medios electrónicos para tocar las vidas de personas al otro lado del mundo o cerca de nosotros. Señor bendice de manera especial al canal de televisión Hope Channel y a todos sus afiliados, esos preciosos 59 canales y formatos diferentes. Señor, solo alabamos tu nombre por todo lo que se está haciendo para tocar la vida de las personas, preparándolas para la venida del sol de Jesús, compartiendo con ellos los mensajes de los tres ángeles y ayudándoles a saber que Dios los ama supremamente y quiere llevarlos a casa.

Así que, Señor, bendice Hope Channel, el canal de la esperanza y cualquier otra plataforma de medios que proclaman tus preciosas verdades Bíblicas para estos últimos días de la historia. Te pedimos todo esto en el precioso nombre de Jesús nuestro Salvador. Amén.

Top news

Subvención de 5 millones de dólares apoyará el cambio comunitario en Andrews
Perú registra la mayor cantidad de fósiles marinos encontrados a la fecha
Sábado de visitas