Trabajadores en la Universidad Norte del Caribe, de la Iglesia Adventista, colocan ladrillos de construcción en el nuevo edificio. La Asociación Georgia-Cumberland, en los Estados Unidos, dio una subvención para ayudar a financiar este proyecto, reconociendo cuán importante es NCU para sus pastores y miembros. [Imagen: Georgia-Cumberland Conference]

Se reanuda construcción y se actualizan instalaciones en la Universidad Norte del Caribe (Northern Caribbean University) gracias a una donación de US$ 75,000.

5 de enero de 2021 | Georgia, Estados Unidos | Por Asociación Georgia-Cumberland, para  Southern Tiding y Adventist Review

ADCOM, la Junta Administrativa de la Asociación Georgia-Cumberland (GCC, por sus siglas en inglés) tomó el voto de apoyar el proyecto de edificación en el plantel de la Universidad Norte del Caribe, de la Iglesia Adventista (NCU), en Mandeville, Jamaica, con una subvención de US$ 75,000. NCU ha necesitado instalaciones nuevas y actualizadas ya por algún tiempo.

Neil Reid, director ministerial de la región central y ex pastor en NCU pastor, envió un correo electrónico a nombre de pastores de la Asociación, de ascendencia caribeña. Dicho email expresaba preocupación por la labor “allá en casa”. Esta obra era de importancia particular para los pastores de GCC, siendo que muchos de ellos pueden rastrear la historia de su propia conversión remontándose a la labor de misioneros en el Caribe, realizada hasta hace 100 años atrás.

NCU es la institución privada de nivel terciario más antigua en Jamaica. El director ministerial  Reid tuvo su primera experiencia en NCU en 1994. La describió como “floreciente”, pero infortunadamente no contaban con edificio propio.

“En 2003, cuando regresé [a NCU] como pastor”, dijo el director Reid, “la congregación estaba todavía utilizando espacios prestados. El sueño para un espacio fijo de adoración comenzó a materializarse cuando se iniciaron trabajos de construcción en 2005. Sin embargo, un año más tarde, el trabajo se interrumpió y continuó suspendido durante 15 años. Aparentemente el cierre de actividades en toda la isla, debido a la pandemia de COVID, fue el momento destinado por Dios para reactivar el proyecto”.

La apelación hecha a la asociación ayudó a ADCOM a reconocer la importancia de NCU para los pastores y miembros de GCC. La subvención se destinará a terminar la construcción del santuario, la Escuela de Religión y el complejo comunitario en NCU.

“Apreciamos lo que la iglesia en NCU ha hecho para contribuir al crecimiento en nuestra asociación”, dijo Kurt Allen, vicepresidente financiero de GCC. “Ellos han tenido un gran impacto e influencia sobre muchos de nuestros pastores en la Asociación de Georgia-Cumberland. Esta subvención es solamente una pequeña forma como podemos retribuir y dar las gracias”. Dijo también que Elena G. White escribió en 1901: “No todos son llamados a un ministerio personal en el extranjero, pero todos pueden hacer algo mediante sus oraciones y ofrendas para ayudar la obra misionera”. *

Esta donación por parte de la asociación, representa un llamado a todos los ex alumnos de NCU, cuyas vidas fueron transformadas y establecidos sus medios de sustento sobre la base de la educación recibida en esa institución, explicaron los dirigentes. “Parte de la misión de la asociación es ‘dar a conocer el evangelio eterno a través de la evangelización personal y pública’. Esta donación ayudará a proveer instalaciones y recursos necesitados en NCU a fin de que cumpla su misión”, dijeron.

La versión original de esta noticia se publicó en Southern Tidings.

* Elena G. White, Testimonios para la Iglesia, tomo 6, p. 37.

Top news

Alberto Timm es designado como nuevo director asociado del BRI
Cómo comer para vivir y vivir para comer
Casi 1,000 personas se bautizan en Fiyi en un mes