El pastor Elie Henry, presidente de la División Interamericana, ora con los miembros de la junta directiva el pasado 1 de noviembre de 2022, en el cierre de las sesiones anuales de fin de año llevadas a cabo en Punta Cana, República Dominicana, desde el 30 de octubre. Los líderes oraron juntos pidiendo protección, orientación y providencia en todo el territorio en las semanas, meses y el año próximo, en el que se buscará el reavivamiento, la ganancia de almas y los programas de discipulado como parte de los esfuerzos de conservar a los miembros de miles de congregaciones. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

9 de noviembre de 2022 | Punta Cana, República Dominicana | Libna Stevens, Noticias de la División Interamericana

Los principales administradores y líderes de toda la Iglesia Adventista del Séptimo Día en la División Interamericana culminaron las sesiones anuales sobre sus rodillas, rogando la protección, orientación y providencia de Dios en todo el territorio en las semanas, meses y el año que vendrá. La sesión de oración, llevada a cabo en Punta Cana, República Dominicana, el 1 de noviembre de 2022, marcó el fin de los tres días de la sesión anual de fin de año de la junta directiva, con la mirada puesta en la misión única de alcanzar a los no alcanzados con el mensaje del evangelio y orientar a la feligresía para que siga enfocada en Cristo.

“Estamos aquí para pedir más unidad en nuestro propósito, para permitir que las comunidades en las que vivimos sepan y sientan que somos un pueblo de Dios de oración, un pueblo que cree y confía en Dios por sobre todas las cosas”, dijo el pastor Elie Henry, presidente de la División Interamericana, al dirigirse a los más de 160 administradores y líderes reunidos allí. El pastor Henry señaló que es necesario buscar un mayor derramamiento del Espíritu Santo, una visión más clara para ofrecer esperanza a tantas familias, jóvenes y diversos grupos de personas, de que Jesús viene pronto, dado que el mundo está pasando ahora por los últimos momentos de la historia.

Un miembro de la junta participa de los momentos de oración del pasado 1 de noviembre de 2022. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

Los líderes oraron por partes de la División Interamericana que están experimentando peligros y dificultades, como es el caso de Haití, Venezuela y Cuba, además de recursos financieros que permitan continuar con el progreso de la misión en cada rincón del territorio de la división.

Los miembros de la junta votaron un documento titulado “El don prometido de Dios: un llamado urgente al reavivamiento, la reforma, el discipulado y el evangelismo”, comprometiéndose a llevarlo por todos sus respectivos territorios.

El documento incluyó dar prioridad a buscar a Dios para el reavivamiento espiritual y el derramamiento del Espíritu Santo con el poder de la lluvia tardía en nuestra propia vida, familia y ministerios, destinar individualmente una cantidad significativa de tiempo cada día a la comunión con Cristo por medio de la oración y el estudio de la Palabra de Dios.

El pastor Samuel Telemaque, director de Escuela Sabática de la División Interamericana, habla sobre la iniciativa “Regreso al altar” para alentar la práctica diaria y habitual del culto matutino y vespertino en la vida de los adventistas en toda Interamérica. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

Asimismo, el documento alienta a los ministerios de la iglesia para que dediquen tiempo en oración estudiando la Palabra de Dios y buscando el corazón de Dios para comprender cuáles son los planes para su iglesia, y para que cada organización destine tiempo para que los administradores, pastores, personal de salud, obreros de las casas editoras, educadores, estudiantes y todos los empleados busquen a Jesús, además de usar cada canal de medios disponible, conferencia y taller para hacer un llamado a los miembros de iglesia, de manera que busquen una relación más profunda con Cristo para el reavivamiento y la reforma prometidos, entre otras cosas.

Asimismo, los miembros de la junta votaron aprobar e implementar una iniciativa denominada “Regreso al altar”, para alentar la práctica diaria y habitual de la adoración matutina y vespertina en la vida de los individuos y las familias adventistas, en busca del reavivamiento y la reforma personal y la obra misionera. La iniciativa “busca salvaguardar la vida espiritual de los miembros y de otros de los efectos negativos de los medios digitales, al promover una buena higiene digital y compartir maneras sanas de usar los medios para la comunión y el evangelismo”.

Los miembros de la Junta Directiva votan iniciativas y actividades durante el tercer día de las juntas de fin de año. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

La iniciativa tiene el objetivo de sustentar una cultura del culto matutino y vespertino diario entre los niños, los jóvenes, los adultos y las familias, para motivar una revolución de adentro hacia afuera en la División Interamericana entre 2022 y 2027, y aún más allá, dijo el pastor Samuel Telemaque, director de Escuela Sabática de la División Interamericana y quien está al frente de la iniciativa. “La iniciativa ‘Regreso al altar’ requiere la colaboración de todos los ministerios e instituciones para una implementación efectiva”, dijo.

Parte de las iniciativas de reavivamiento espiritual votadas fortalecerán la iglesia en su interacción con lo que los líderes votaron, que es hacer de 2023 el Año de la Conservación y Ganancia de Almas en el territorio de la División Interamericana. Cada ministerio y departamento de la iglesia ejecutará iniciativas diseñadas para conservar a los miembros de la iglesia y guiar a las personas para que acepten a Cristo como su Salvador personal, siguiendo un cronograma del plan de desarrollo de la conservación que incluye los programas de discipulado.

Los administradores de la Unión Colombiana del Sur siguen los puntos de agenda, durante las reuniones de fin de año en Punta Cana, República Dominicana. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

Los líderes también repasaron las iniciativas estratégicas para el año siguiente, lo que incluye construir comunidades saludables, incrementar los programas de discipulado en iglesias y congregaciones, la expansión de estaciones de radio bajo la red de Hope Channel Interamérica, y poner recursos a disposición para financiar proyectos misioneros en el territorio, entre otras cosas.

También se llevó a cabo una sesión de oración entre los miembros de la junta, por los tres millones de ejemplares del libro El conflicto de los siglos, de Elena White, que se espera distribuir el año próximo en toda Interamérica.

Tres campos con estatus de misión pasaron a ser asociación, lo que incluye la Misión Alpina y la Misión Central de Veracruz en la Unión Mexicana Interoceánica, además de la Misión de Campeche, en la Unión Mexicana del Sureste.

Fotografía grupal de los miembros de la Junta Directiva de Fin de Año, al final de los tres días de sesión el pasado 1 de noviembre de 2022 en Punta Cana, República Dominicana. [Fotografía: Daniel Gallardo/DIA]

Las reuniones y eventos autorizados votados, entre otros, fueron los siguientes:

  • Semana de Oración de la Familia Ministerial, del 30 de enero al 3 de febrero, en Miami
  • Festival de Intérpretes para los Ciegos, 3-5 de febrero, en línea
  • Congreso de Líderes de la División Interamericana, 12-17 de febrero, en Cancún, México
  • Taller de la Experiencia Bíblica de Vacaciones, 23 de febrero, en Miami
  • Distribución del Libro Misionero, 18 de marzo, en toda la División Interamericana
  • Camporí de Conquistadores de la División Interamericana, del 4-8 de abril, en Montego Bay, Jamaica
  • Conferencia del SeLD, del 24-27 de julio, en Miami

Las próximas sesiones de la junta directiva de la División Interamericana se llevarán a cabo del 1-4 de mayo de 2023 en Miami, Florida, Estados Unidos.

Para saber más sobre las iniciativas, los eventos y las actividades de la División Interamericana, ingrese a interamerica.org

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Cientos de adventistas marchan por la libertad religiosa en Ciudad de Guatemala
Universidad Adventista de Puerto Rico lanza primer congreso virtual sobre autismo
En El Salvador, la iglesia inaugura campamento para fortalecer ministerios y capacitación de laicos