Ejecutivos del hospital en Beirut, Líbano, revisan el envío reciente de suministros médicos de ADRA, que incluyen equipos de protección individual, elementos quirúrgicos y equipos esenciales de emergencia. [Fotografía: ADRA en el Líbano]

La Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) envió más de un millón de dólares en suministros médicos para ayudar al Hospital del Centro Médico Rizk LAU y el Centro Médico Universitario del Hospital Saint George (SGHUMC) en Beirut, Líbano.

Según las autoridades locales, las instituciones médicas que se vieron severamente dañadas por la masiva explosión en el puerto de Beirut el 4 de agosto de 2020 están abrumadas por el aumento de nuevos casos de coronavirus. El Líbano también está reportando unas dos mil infecciones diarias. Los hospitales están alcanzando el tope de su capacidad y carecen de equipamiento para tratar a los pacientes de COVID-19, los enfermos más graves, y los que sufren de otras enfermedades crónicas.

“La velocidad y la escala del brote en semanas recientes están presentando incontables desafíos para los hospitales y los obreros de salud de la nación. ADRA está comprometida para continuar los esfuerzos asistenciales del COVID-19 para proteger a los profesionales médicos, los supervivientes asistenciales, y salvaguardar a las familias y los niños”, dijo Frank Reimann, coordinador de respuesta a emergencias de ADRA en Beirut. “Tenemos que continuar orando por las personas del Líbano y apoyar a ADRA para garantizar que la ayuda humanitaria llegue a los necesitados tan pronto como sea posible”.

ADRA donó cincuenta palés de artículos médicos con miles de equipos de protección individual, guantes, protectores faciales, elementos quirúrgicos y equipos esenciales de emergencia para ayudar a que el Hospital del Centro Médico Rizk LAU y el Centro Médico Universitario del Hospital Saint George brinden una atención de alta calidad a las comunidades más vulnerables.

Representantes del Hospital del Centro Médico Rizk LAU y el Centro Médico Universitario del Hospital Saint George (SGHUMC) en Beirut, Líbano, posan con directivos de ADRA fuera de uno de los hospitales que recibió 25 contenedores de artículos médicos. [Fotografía: ADRA en el Líbano]

“En nombre de la administración del Hospital del Centro Médico Rizk LAU, transmitimos nuestra más profunda gratitud por la contribución de ADRA y sus generosas donaciones. Después de la masiva y terrible explosión en Beirut en agosto pasado, donantes como ADRA prepararon el camino para ayudarnos a reconstruir nuestros centros médicos y apoyar a muchos pacientes”, dijo Saad El Zein, asistente del presidente para proyectos especiales en el hospital. “Con donantes patrióticos y socialmente responsables, y equipos médicos dedicados y compasivos, tenemos la seguridad de que saldremos de esta catástrofe más fuertes que nunca antes”.

El sistema de salud libanés ya estaba luchando contra la pandemia y la continua crisis financiera en el país antes que la masiva explosión afectara severamente las instalaciones médicas. En el SGHUMC, ubicado a poco menos de dos kilómetros del lugar de la explosión, varias personas perdieron la vida, y cientos de médicos, enfermeras y pacientes sufrieron heridas. La institución médica también reportó más de cincuenta millones de dólares en daños. Los directivos del hospital dicen que usará los suministros médicos para restaurar los servicios y crear una clínica comunitaria para las familias y los niños.

“Es una gran obra lo que ADRA ha hecho para apoyar al sector de salud libanés y específicamente a nuestros dos hospitales, que sufrieron más que muchos otros y aún están luchando después de la explosión del 4 de agosto. Las consecuencias de esta catástrofe y de las difíciles complicaciones económicas y financieras que estamos experimentando representan una seria amenaza al colapso del sistema nacional de salud”, dijo Dimitri Haddad, gerente general del SGHUMC. “Usaremos los artículos donados por ADRA para apoyar a nuestra comunidad y población que busca atención en nuestro centro médico, y extenderemos cuidados y atención especiales a los pacientes más indigentes. Apreciamos mucho la contribución de ADRA”.

El envío inicial de suministros médicos que hizo ADRA es el más reciente esfuerzo de apoyar a la nación libanesa. La agencia humanitaria ha incrementado sus operaciones de emergencia el día en que la mortal explosión mató a más de doscientas personas, hirió a al menos 6000, y dejó a más de trescientas mil personas sin techo. Los equipos de emergencia de ADRA, trabajando en conjunción con la Iglesia Adventista y otros socios, han estado en el lugar brindando alimentos de primera necesidad, agua y cupones para reparar los refugios. También ha estado apoyando a los trabajadores de emergencias y evaluando a las instituciones de salud para cubrir sus necesidades.

La versión original de esta noticia fue publicada por la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

El Sermón del Monte
Iglesia Adventista reconoce a educadores por sus años de servicio durante celebración anual del Día del Maestro
Joven paciente celebra contar con nuevo órgano entre inusitado récord de trasplantes