El agente de policía Roberto Hodge ayuda a su nieta Nia-Jaye Carty (derecha) y sus compañeros de clase, durante una actividad de manualidades en la escuela primaria adventista de San Eustacio, en la región Norteña del Caribe. La actividad fue parte del evento anual de la escuela que celebró el Día Nacional de los Abuelos, en el que se honró a 35 abuelos por su dedicación como cuidadores el pasado 12 de septiembre de 2021. [Fotografía: cortesía de la Escuela Adventista de San Eustacio]

24 de septiembre de 2021 | Santa Cruz, Islas Vírgenes de los Estados Unidos | Personal de la NCC y Noticias de la División Interamericana

Ante la realidad de que más y más abuelos se han convertido en cuidadores principales de sus nietos en la sociedad actual, la Escuela Primaria Adventista en la Isla Caribeña de San Eustacio organizó un programa para honrar su dedicación. Fue un evento que hizo que más de 35 abuelos visitaran los salones de clase de sus nietos y participaran en sus actividades de manualidades el pasado 10 de septiembre de 2021.

“Quisimos aprovechar la oportunidad de honrar a los abuelos y animar a los estudiantes para que muestren amor, compasión y cuidado”, dijo La Verne David-Duggins, directora de la escuela. El día se correspondió con el Día Nacional de los Abuelos, que se celebra el segundo domingo de septiembre. Fue un tiempo para disfrutar para los niños y una ocasión para estrechar vínculos, añadió.

Jeneida Hooker (derecha) disfruta de preparar una tarjeta con su abuela Carol Jack, que es directora de salud en San Eustacio [Fotografía: cortesía de la Escuela Adventista de San Eustacio]

“El personal de nuestra escuela reconoce que muchos de nuestros estudiantes están registrados debido al aliento de sus abuelos. Por ello, el equipo quiso mostrarles atención especial y aprecio”, dijo David-Duggins. A la escuela le gustaría extender los eventos escolares a las familias, porque es una gran oportunidad de ver lo que están haciendo los niños en la escuela, añadió.

Para acomodar a estas familias, se les permitió a los abuelos que escojan un salón de clases con un nieto, y que los nietos restantes se sumaran a ese salón de clases, explicó David-Duggins.

Ilsa Duggins (derecha) disfruta de su nieto Aqeel Duggins, mientras fabrican sandalias de papel, durante una actividad de manualidades. [Fotografía: cortesía de la Escuela Adventista de San Eustacio]

Fue invalorable ver cada uno de los rostros de los estudiantes al tener a sus abuelos junto a ellos, dijo David-Duggins. “Los abuelos se sintieron muy complacidos y permanecieron por más tiempo con sus nietos que el que se había planificado”, dijo ella.

Nia’Jaye Carty mostró una sonrisa mientras fabricaba un par de sandalias con su abuelo Roberto Hodge, que es comisario en San Eustacio. De manera similar Carol Jack, directora del Departamento de Salud de San Eustacio, ayudó a que su nieta diseñara una tarjeta de saludos.

Micah Hook y su abuela Anica Marsdin trabajan juntos en una manualidad de papel en el salón de clases. [Fotografía: cortesía de la Escuela Adventista de San Eustacio]

Los líderes de la escuela están planificando llevar a cabo el evento especial todos los años, dijo David-Duggins.

La Escuela Primaria Adventista de San Eustacio es la única escuela primaria operada por la iglesia entre las cuatro escuelas primarias de la isla. La institución fue establecida en 1997, y cuenta con unos ochenta estudiantes de preescolar a sexto grado.

La Verne David-Duggins colaboró con este artículo.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Perú registra la mayor cantidad de fósiles marinos encontrados a la fecha
Sábado de visitas
En Puerto Rico, Iglesia Adventista evalúa daños después del paso del Huracán Fiona