Varias familias de comunidades aisladas han encontrado la verdad bíblica a través de las ondas de radio.

23 de junio de 2022 | Iquitos, Perú | Ángela Arias, División Sudamericana y Adventist Review

El viajar a través del río Itaya por más de dos horas hacia la hermosa isla de Iquitos proporciona el tiempo suficiente para darse cuenta de que ni la lluvia ni las distancias pueden prevenir que la Palabra de Dios llegue hasta la gente. Esto es lo que ocurrió en la comunidad de Canta Gallo, una pequeña aldea en la región de Loreto, en la selva amazónica peruana.

“Canta Gallo es una aldea, un caserío rural en donde cuatro o cinco familias han recibido el bautismo y en donde esperamos, para fin de mes, contar con aproximadamente doce familias adventistas en este poblado”, dijo Cristian Carrera, un pastor de distrito en la provincia de Maynas. “Estas personas escucharon Radio Nuevo Tiempo. Han estado estudiando la serie de lecciones bíblicas ‘La Fe de Jesús’. Ahora están estudiando el curso sobre Apocalipsis y me siento muy feliz, muy agradecido por el apoyo recibido”.

Liz Amparo (segunda desde la derecha) con su familia. [Imagen: screenshot]

El director de radio de la División Sudamericana (DSA),  Tomás Parras Contreras, dijo que cuando llegó a Canta Gallo, se encontró con una maravillosa sorpresa. “Encontramos que allí hay varias familias adventistas y que llegaron al conocimiento del evangelio de Jesús a través de Radio Nuevo Tiempo”, dijo. “Esa es la razón por la que vale la pena enfocar nuestro interés en este gran ministerio, porque no sabemos hasta dónde pueden llegar las ondas de radio y su impacto en el corazón de la gente. Es una labor importante porque prepara ciudadanos para el reino de los cielos”.

Una familia tocada por el evangelio

Nuestro blanco es continuar predicando con mayor énfasis el mensaje de salvación a través de los medios de comunicación, dijeron los dirigentes del ministerio radial. Esto se aplica al caso de Liz Amparo y su familia. Estaba a punto de acabar con su vida cuando la voz de la esperanza a través de la radio tocó su corazón.

La comunidad Canta Gallo es una aldea rural en la selva peruana. [Imagen: screenshot]

“Llegué al punto de querer quitarme la vida, pero entonces comencé a escuchar Radio Nuevo Tiempo”, dijo. “Entonces sentí una gran paz y ahora me siento muy feliz. La radio me preparó para encontrar a Jesús”.

Amparo dijo que cuando se encuentra con otras personas, les habla acerca de Jesús y luego añade: “Si deseas saber más, escucha Radio Nuevo Tiempo”.

Su esposo, Alberto Habram, ha sido también tocado por el mensaje y es una nueva persona en Cristo, dijo Amparo.

“Gracias a la radio he podido aprender más acerca de Jesús”, dijo su esposo Alberto. Había perdido mi estima propia como padre, porque había tenido problema con las bebidas alcohólicas, pero Dios transformó mi corazón. Ahora soy un miembro de la familia de Cristo gracias a Radio Nuevo Tiempo y a la Iglesia Adventista del Séptimo Día”.

La versión original de esta historia se publicó en el sitio de noticias en español de la División Sudamericana.

Traducción – Gloria A. Castrejón

 

Top news

ADRA responde a crisis alimentaria en el Cuerno de África
Alberto Timm es designado como nuevo director asociado del BRI
Cómo comer para vivir y vivir para comer