El ex secretario ejecutivo de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día, G. Ralph Thompson, falleció a los 94 años. [Imagen: Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día]

Ralph Thompson fue secretario ejecutivo de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día.   

28 de mayo de 2023 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Rachel Ashworth, Adventist News Network y Adventist Review

George Ralph Thompson, bienamado pastor y ex secretario ejecutivo de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día, descansó en el Señor el sábado 20 de mayo de 2023. El pastor Thompson fue una extraordinaria persona cuyas contribuciones a la misión y liderazgo de la iglesia recordará siempre la comunidad adventista del séptimo día.

Al recordar la vida del secretario Thompson, Ted Wilson, presidente de la Asociación General, expresó su admiración por este ex administrador de la iglesia. “El pastor Thompson fue un mentor y gran amigo por muchos años. Tuve el privilegio de trabajar con él cuando yo era secretario de división y luego como secretario asociado con él en la Asociación General. Él tenía una gran y positiva fe en el mensaje adventista del séptimo día”, dijo el presidente Wilson.

Nacido el 20 de marzo de 1929, en Connell Town, Saint Lucy, Barbados, George Ralph Thompson fue hijo de George Gilbert y Edna Thompson. Dedicó su vida al ministerio y fue ordenado como pastor adventista en 1959. Su entrega y compromiso hacia su fe fue siempre inquebrantable y profundo el impacto ejercido en la vida de aquellos a quienes sirvió.

  1. Ralph Thompson ocupó varias importantes posiciones en la Iglesia Adventista del Séptimo a través de su carrera. Inició su jornada como evangelizador en la Asociación Sur del Caribe en Trinidad y Tobago, de 1950 a 1953. Después de esto fungió como maestro, pastor de iglesia y director del departamento de Teología del Colegio Unión del Caribe en la Asociación Sur del Caribe, de 1953 a 1954 y de 1959 a 1964. Su pasión por el ministerio y sus habilidades de liderazgo lo llevaron a convertirse en el presidente de la Asociación Este del Caribe, en Barbados, de 1970 a 1975.

Durante la Sesión de la Asociación General celebrada en Viena, Austria, en 1975, su pasión por el ministerio y sus habilidades de liderazgo lo llevaron a una nominación y elección como vicepresidente de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día en Washington D.C., Estados Unidos. Prestó sus servicios en esta posición hasta 1980, cuando pasó a ser secretario ejecutivo, una de las tres máximas posiciones administrativas en la Asociación General. Permaneció en esta posición sirviendo a la iglesia durante cuatro periodos de cinco años cada uno, con lo cual se convirtió en la persona con más años prestando sus servicios en esta posición, en la historia de la Iglesia Adventista.

Erton Köhler, actual secretario ejecutivo de la Asociación General, dijo: “El pastor Thompson fue un ejemplo de fe y de liderazgo. Su periodo de servicio como secretario de la Asociación General, el más largo en la historia de la Iglesia Adventista, subrayó su inquebrantable dedicación a nuestra misión. Fue un dirigente profundamente espiritual que moldeó la trayectoria de nuestra iglesia. Fue un mentor para tantos en todo el mundo, que estoy seguro de que su ejemplo va a continuar inspirando a nuevas generaciones futuras de liderazgo adventista”.

Aun después de su jubilación, el secretario Thompson hizo valiosas contribuciones como representante de campo del Patrimonio Elena G. White, ejemplificando con ello aún más su compromiso de toda la vida hacia la Iglesia Adventista.

Su compromiso hacia su fe se vio igualado de la misma manera con la devoción a su familia. Contrajo matrimonio con Imogene Clotilde Barker en julio de 1959 y tuvieron tres hijos: Carol Jean, Gerald Randolph y Linda Mae.

En su vida profesional, Ralph Thompson fue ejemplo de amor, bondad y altruismo. Sus poderosos sermones, su liderazgo y su inquebrantable compromiso hacia el mensaje adventista del séptimo día han dejado una marca indeleble en el corazón y en la mente de aquellos que tuvieron el privilegio de conocerlo; y en la iglesia a la cual dedicó su vida profesional. Fue también un dedicado padre y dedicado cónyuge para su esposa, Imogene, y sus tres hijos, quienes ahora encuentran solaz al saber que habrán de encontrarse con el de nuevo en la eternidad.

En palabras del presidente Wilson: “Ofrecemos a la entera familia Thompson nuestra más sentida condolencia y amor cristiano. Ciertamente, el Espíritu Santo ha de estar muy cerca de ellos en esta hora, trayendo consigo ánimo y esperanza en el pronto regreso de Cristo”.

Traducción – Gloria A. Castrejón

Top news

Mi ciudad mi misión
Se llevará a cabo la celebración ‘Toda la familia en misión’ en vivo desde Guadalupe
Los planes del enemigo