Dakarai Williams, de solo 6 años (sosteniendo el micrófono) comparte su testimonio a miles de personas durante la iniciativa de la División Interamericana “Señor, transfórmame”, llevada a cabo en el Centro de Convenciones de Montego Bay de Jamaica el 9 de febrero de 2019. Fotografía por cortesía de la Asociación de Jamaica Oriental

14 de febrero de 2019 | Montego Bay, Jamaica | Dyhann Buddoo-Fletcher/DIA

Su voz era sumamente clara, pero fue lo que Dakarai Williams, de solo 6 años, dijo lo que hizo que mantuvo a los congregados cautivados en la Convención “Señor, transfórmame” llevada a cabo en el Centro de Convenciones de Montego Bay en Jamaica, el 9 de febrero de 2019.

“Hace dos años se me pidió bautizarme, pero yo dije: No puedo bautizarme e ir al cielo dejando a mi madre para que vaya al infierno”, dijo Dakarai. “Eso tocó el corazón de mi madre. Tiene que haber visto lo triste que estaba. ¡Pero adivinen qué!” preguntó Dakarai e, instantáneamente llegó la respuesta de la congregación: “¿Qué?” Con entusiasmo en su voz, Dakarai dijo: “¡Mi mamá entregó su corazón a Jesús!”

El testimonio personal de Dakarai produjo un coro de amenes de parte de la congregación, entre los que se encontraban líderes de la Iglesia Adventista mundial y su presidente el pastor Ted N.C. Wilson y su esposa Nancy. Todo el programa del día fue transmitido en vivo por Internet y también por la estación de radio adventista NCU.

Mary Meeks, la madre de Dakarai, informó más tarde que todo comenzó mientras él estaba asistiendo a la Escuela Adventista de Trench Town y fue invitado a ser testigo del bautismo de su maestra en la iglesia adventista de Greenwich Town en Kingston. Después del culto, Theresa Wint, otra docente, le preguntó a Dakarai si él también quería ser bautizado. “No”, dijo él con una mirada dubitativa y que daba que pensar. “No puedo ser bautizado, porque no quiero ir al cielo y dejar que mi madre vaya al infierno”.

Cuando Mary escuchó lo que su hijo había dicho, quedó atónita: “No sabía que Dakarai pensaba eso. Mi corazón se derritió y le expliqué que no podía bautizarme en ese momento”. Ella también discutió con él cuál era la edad apropiada para el bautismo. “Era muy pequeño, por lo que decidimos que esperaría hasta los 7 años”.

Jah-Vinchi, de 7 años, sostiene la mano del pastor Owen Thomas listo para su bautismo en la iglesia adventista de Trench Town, en Kingston, Jamaica, el 9 de febrero de 2019. Fotografía por cortesía de la Asociación de Jamaica Oriental

Esa noche Mary confesó que estaba abrumada y lloró. “No tenía planes de bautizarme. Solía asistir a fiestas y disfrutaba los eventos deportivos en sábado. Por ello, la discusión sobre el bautismo con mi hijo realmente me afectó”.

No mucho después, durante una de las visitas de Mary a la iglesia adventista de Trench Town, ella respondió a un llamado. Firmó una tarjeta de visitación y los instructores bíblicos fueron persistentes. “Les dijo: El tiempo de ustedes y del pastor no es mi tiempo ni los tiempos de Dios”.

Un mes después, el 24 de diciembre de 2017, Mary dijo que se sintió impresionada de que era el momento. Ya estaba asistiendo a la campaña de evangelización de la iglesia adventista de Trench Town y en la segunda semana, tomó la decisión del bautismo. “Empaqué mi maleta y fui a la iglesia. No le dije a Dakarai cuáles eran mis planes, pero él era inteligente. Pronto lo dedujo”.

Mary le dijo a Dakarai que estaba muy entusiasmada. “Pero le tuve que recordar que él prometió esperar hasta los 7 años para bautizarse. Su cumpleaños será el 31 de marzo de 2019”.

Mientras Dakarai espera, ha estado muy ocupado. No solo es responsable de un bautismo sino de tres.

Lerline James, el exdirector de la Escuela Básica de la Iglesia Adventista de Trench Town dijo que Dakarai les hablaba a sus amigos acerca de Jesús. “Tenía un amigo especial llamado Jah-Vinchi Carty. Eran cercanos, y Dakarai le leía las mismas historias bíblicas que su madre le enseñaba. También invitó a Jah-Vinchi a la Escuela Sabática y lo acompañaba”.

De izquierda a derecha: Dresean Tape, Dakarai Williams y Jah-Vinchi Carty sostienen sus herramientas agrícolas después de obtener el segundo lugar con el poema “El hombre banana” en la división juvenil de la Competencia de Artes de la Comisión Cultural de Jamaica llevada a cabo en Kingston, Jamaica el año pasado. Los tres muchachos estudiaban en la Escuela Básica de la Iglesia Adventista de Trench Town, en Kingston, Jamaica. Fotografía por cortesía de la Asociación de Jamaica Oriental

Durante la celebración “Señor, transfórmame” el 9 de febrero, Jah-Vinchi fue bautizado a los 7 años en la iglesia adventista de Trench Town. Su otro amigo, Dresean Tape, fue bautizado el año pasado.

“Me siento feliz de que mis amigos han dado sus corazones a Cristo y, muy pronto, haré lo mismo”, dijo un muy confiado Dakarai.

En el presente, Williams está asistiendo a la Escuela Preparatoria Kingsway y cursa el primer grado, informó la doctora Donna Brown, directora de educación de la Asociación de Jamaica Oriental (EJC). “Recibió una beca de seis años por cortesía del fondo de desarrollo general de la EJC. Dakarai sigue muy activo y es motivador real para sus compañeros”.

Los logros de Dakarai incluyen la obtención del Concurso de Deletreo Bíblico de la Asociación de Jamaica Oriental a los 4 años, el segundo lugar a los 5 años y el primer lugar a los 6. También es el miembro más joven de Laicos Juveniles e Industrias Adventistas (ASI), y es un predicador de la justicia. En el presente también participa activamente en la iglesia adventista de Trench Town en su Club de Aventureros.

“Me siento sumamente inspirado por el joven Dakarai”, dijo el pastor Eric Nathan, presidente de la Asociación de Jamaica Oriental. “Lo que él ha hecho mediante el Espíritu del Dios viviente al influir sobre tres personas para el reino, es digno de admiración y felicitación.

Nathan felicitó también a la madre de Dakari por llevar a cabo un trabajo fantástico de entrenar a su hijo en el servicio a Dios y al prójimo. También felicitó a la familia de la iglesia que ha estado alcanzando directamente a los miembros de la comunidad en Trench Town. “Dakarai y sus amigos serán tres tiradores menos en las calles, y me siento feliz por ello”, dijo.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Subvención de 5 millones de dólares apoyará el cambio comunitario en Andrews
Recorrido en moto por Jesús
Perú registra la mayor cantidad de fósiles marinos encontrados a la fecha