A continuación se presenta el reporte quinquenal del presidente de la División Interamericana durante el LXI Congreso de la Asociación General, que fue publicado en Adventist Review. Un informe de video basado en este informe será presentado en la sesión matutina del 10 de junio.

8 de junio de 2022 | San Luis, Missouri, Estados Unidos | Por: Elie Henry, presidente de la División Interamericana

Desde la llegada del mensaje adventista a Interamérica, miles de miembros descubrieron su pasión por Cristo y dedicaron sus vidas a esparcir el evangelio para expandir el reino de Dios. Esa pasión sigue pulsando en los corazones de muchos hoy que, de manera desinteresada e inspirados por el Espíritu Santo, comparten esperanza para honra y gloria de Dios.

Alabamos a Dios por sus infinitas misericordias y providencia por su iglesia y por preservar el espíritu de incontables pioneros. Esos hombres, mujeres y niños, movidos por la convicción de haber recibido un llamado divino, y con la certeza de que cada paso fue liderado por el Señor, dejaron sus países nativos y viajaron largas distancias para proclamar las buenas nuevas de salvación.

El pastor Elie Henry, presidente de la División Interamericana desde 2018. [Fotografía: Daniel Gallardo/DIA]

Ellos llegaron a Interamérica ejemplificando un espíritu de trabajo duro, valor, servicio devoto y determinación.

Crecimiento desde 1922

Es con esa herencia que la División Interamericana fue organizada en 1922 con una feligresía de 7500 y 221 iglesias organizadas, agrupadas en nueve campos misioneros. Aunque el mensaje adventista ingresó a la región a comienzos de la década de 1880, no fue sino hasta el 26 de mayo de 1922 que los líderes mundiales adventistas la votaron oficialmente como una división en el Congreso de la Asociación General.

Hoy día, la iglesia continúa avanzando con más de 3,7 millones de miembros, que se reúnen en más de 23 mil iglesias y grupos, organizados en 156 asociaciones y misiones, administradas por 24 uniones.

Cada una de las escuelas e instituciones educativas adventistas, clínicas y hospitales, fábricas de alimentos, casas publicadoras, televisión y centros de medios de Hope Channel Interamérica, estaciones de radio, oficinas de la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) y centros de influencia, sigue dedicado a coronar la misión no aquí en la tierra sino en el reino celestial.

Miembros de la Asociación General y algunos de sus familiares posan para una fotografía durante las reuniones de la junta directiva llevadas a cabo en San Francisco, California, Estados Unidos en mayo de 1922, cuando se organizó la División Interamericana. [Fotografía: archivos de la División Interamericana]

La fidelidad de los miembros

Sin duda alguna, la fidelidad y el compromiso de nuestros miembros de iglesia sigue impulsando la misión en toda Interamérica. A pesar de los desafíos de salud, sociales y económicos actuales que enfrentan los países en nuestro territorio y el mundo, vemos milagros y la manifestación de la gracia divina. Los miembros de iglesia continúan compartiendo sus diezmos y ofrendas, apoyando en gran manera el crecimiento de la iglesia.

Nos vemos inspirados por 1 Samuel 7:12, al declarar la bondad de Dios en este año centenario: “Tomó luego Samuel una piedra, la colocó entre Mizpa y Sen, y le puso por nombre Eben-ezer, porque dijo: ‘Hasta aquí nos ayudó Jehová’” (NVI).

La seguridad del espíritu de profecía continúa resonando en Interamérica: “No tenemos nada que temer del futuro, a menos que olvidemos la manera en que el Señor nos ha guiado, y sus enseñanzas en nuestra historia pasada”.*

El crecimiento de la iglesia en los 42 países e islas que conforman el territorio de la División Interamericana puede verse en las aproximadamente 150 mil personas que entregan su vida a Cristo cada año. Desde 2015 hasta el presente, se han organizado 2400 nuevas iglesias y grupos. Eso representa la organización de una iglesia en casi cada uno de los días de los últimos siete años.

Más de seiscientos líderes de la iglesia en toda Interamérica se reúnen para el primer día de la Conferencia del Segmento de Desarrollo del Liderazgo en Miami, Florida, Estados Unidos, el 9 de julio de 2018. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

Educar, servir y evangelizar

Interamérica ha extendido su legado de educar, servir y evangelizar a lo largo y a lo ancho del territorio.

Durante los últimos siete años, la Iglesia Adventista de la División Interamericana se ha enfocado no solo en brindar una educación formal adventista para niños, jóvenes y adultos en sus casi mil escuelas primarias y secundarias, trece universidades, y su seminario teológico, sino para también garantizar que su liderazgo y miembros estén capacidades mediante varios programas de capacitación y certificaciones presenciales y en línea, adoptando las mejores prácticas para el ministerio, el discipulado y el liderazgo.

Desde 2016, miles de administradores, pastores, educadores, directores de departamento, ancianos de iglesia y laicos han sido certificados por medio de la Conferencia del Segmento de Desarrollo del Liderazgo (SeLD). Esta conferencia anual apunta a equipar a los líderes para que sepan cómo administrar las diversas entidades de la iglesia, comprender su función y llevar a cabo con efectividad la misión mientras proveen de liderazgo.

Más de 43 mil ancianos de iglesia han sido certificados para ayudar a que los pastores ministren a las crecientes congregaciones y a los más de 74 mil grupos pequeños dentro de nuestro territorio. En las 24 uniones, miles de hombres, mujeres, adolescentes y niños han sido equipados por medio de la capacitación y certificación en los diversos departamentos y ministerios de la iglesia.

Un migrante de Venezuela es revisado por un profesional de salud después de caminar más de 195 kilómetros desde Cúcuta, en la frontera con Venezuela, hasta Bucaramanga, en la región Colombiana del Norte. Gracias a una iniciativa continua de ADRA Colombia y USAIA, se ha asistido a más de 115 mil personas con atención médica, alimentos y alojamiento desde 2018. [Fotografía: ADRA Colombia]

Las oficinas de ADRA en Colombia, México y Honduras han expandido sus esfuerzos de asistir a miles de personas que han migrado en años recientes desde Venezuela, Cuba, Haití y otros países, mientras viajan hacia el norte en busca de una vida mejor para sus familias. Asimismo, la iglesia y ADRA han asistido a miles de personas afectadas por las numerosas catástrofes naturales que azotaron el territorio cada año.

Nuevos centros de influencia en la mayoría de las uniones de la División Interamericana han estado brindando asistencia, servicios y capacitación a las comunidades de las ciudades y los vecindarios.

Durante los últimos siete años, mediante los Ministerios de las Posibilidades, un énfasis intencional ha producido una mayor conciencia y atención de los que tienen necesidades especiales, garantizando que todo el que tenga desafíos pueda tener acceso a la iglesia. Los profesionales y miembros voluntarios capacitados han estado ministrando a los hipoacúsicos, los que sufren deficiencias de visión, los huérfanos, los que sufren problemas de salud mental, los que están de duelo, y también a los que los cuidan.

Hope Channel Interamérica

Con una población creciente de más de 308 millones de personas en su territorio, desde 2016, la División Interamericana ha estado fortaleciendo su red de Hope Channel Interamérica con tres canales de televisión en inglés, español y francés, y 19 centros de medios. Hope Channel Interamérica sigue informando, enseñando y transformando vidas por medio de canales satelitales, además de compañías de cable en cientos de ciudades y regiones.

Spin, una película cobre una adolescente que aprende a jugar tenis de mesa y encuentra sentido a su vida, es el primer filme importante en ser compartido por la Iglesia Adventista de Puerto Rico en los cines al aire libre de la isla. El proyecto fue lanzado en octubre de 2021 y estuvo patrocinado por Hope Channel Interamérica, el Departamento de Comunicación de la Asociación General, y la Unión Puertorriqueña. [Imagen: Unión Puertorriqueña]

El pulso de la iglesia en las islas y países del Caribe, en México, América Central, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam y la Guyana Francesa puede verse en las sonrisas, los abrazos y las lágrimas de los miembros, involucrados totalmente en llegar a otros para que sean discípulos del Maestro.

Como familia de la división, experimentamos dolor y tristeza al llorar la pérdida de muchos de nuestros obreros y cientos de miembros afectados por la pandemia del coronavirus en 2020 y 2021. Oramos con y por las familias, señalando la maravillosa esperanza que tenemos en Jesús de ver a nuestros seres queridos y amigos amados en la mañana de la resurrección.

Sin duda alguna, son los líderes y miembros dedicados los que marcan la diferencia para Cristo en Interamérica.

Hacer una diferencia

Lyneve McLeish, de Kingston, Jamaica, enfrentaba el diagnóstico de que su hijita de un año tenía problemas de audición. Entonces le enseñó a detectar las vibraciones bajo su mentón para que aprendiera nuevos sonidos, le enseñó el lenguaje de señas y también cómo leer y escribir y amar al Señor. Al quedar como madre sola mientras su hija Ma-Ester era una niñita, McLeish estudió en la universidad hasta llegar a ser trabajadora social.

Ma-Ester, hija de Lyvene McLeish (izquierda), transmite en lenguaje de señas, durante un programa de Escuela Sabática en la iglesia para sordos Portmore en Kingston, Jamaica, el 2 de abril de 2022. McLeish le enseñó allí a su hija el lenguaje de señas cuando era pequeña, y fue fundamental en la organización de la primera iglesia adventista para los sordos en Jamaica en 2017. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

Ella enseñó el lenguaje de señas en todas las iglesias adventistas de Jamaica y fue fundamental para organizar la primera iglesia adventista para sordos en Jamaica en 2017. Es la primera anciana de la iglesia para sordos Portmore en Kingston, y cada sábado ministra a los 85 miembros sordos e hipoacúsicos de la iglesia. Su hija, que ahora tiene 31 años, completará estudios universitarios en trabajo social a fines de este año. Ella dirige el culto y el programa de la iglesia cada sábado, y actualmente está dando estudios bíblicos a muchos que visitan la iglesia.

Karina Castillo de Palacio, de la Unión Venezolana Occidental, motivó a cientos de mujeres de su asociación para que brillen con la luz de Jesús en el lugar de trabajo, los vecindarios y comunidades durante la pandemia el año pasado. Como directora de Ministerios de la Mujer de la Asociación Venezolana del Sudoeste en San Cristóbal, invitó a las mujeres de diversos distritos pastorales para que participen en el programa de certificación de Ministerios de la Mujer de la División Interamericana.

En septiembre de 2021, organizaron programas usando plataformas de medios sociales para conectarse con otros, llevar a cabo un servicio comunitario, y comenzar a estudiar los libros del espíritu de profecía. Castillo pronto introdujo los diarios personales bíblicos, animando a sus colegas del Ministerio de la Mujer a que invitaran a sus amigas que no eran de la iglesia para estudiar El camino a Cristo. Cada miércoles a las 6:00, los grupos se reunían ya sea por Zoom o por WhatsApp para leer, orar y discutir un capítulo. Cada una escogía tres de sus versículos favoritos mencionados en el capítulo y, a su debido tiempo, lo ilustraron en sus Biblias. Con los recursos más básicos, tales como lápices de cera y de colores, el grupo pasó de tener cincuenta miembros a 1200 personas que se dedicaron a estudiar la Biblia y hacer un diario personal. Al final del año, gracias a esta iniciativa, más de seiscientas mujeres de ese grupo fueron bautizadas en la Iglesia Adventista de Venezuela Occidental.

Muestras de los coloridos diarios personales bíblicos que varias mujeres de la región Venezolana Occidental crearon durante los grupos de diarios bíblicos del ministerio de la mujer que condujo Karina Castillo al comienzo del ministerio en 2021. [Fotografía: cortesía de Karina Castillo]

El 12 de enero de 2010, un trágico sismo azotó a Puerto Príncipe, Haití, provocando la muerte de más de doscientas mil personas. Para Greger Figaro, ser testigo de Dios se convirtió en una misión incuestionable. Como profesor universitario y oftalmólogo de práctica privada, Figaro escapó de la muerte esa noche porque no pudo llegar a clases. Las personas tenían tanto miedo de estar bajo algún tipo de estructura después del sismo que comenzaron a dormir en las calles, que estaban impasables debido a los escombros. Muchos se reunieron en la calle fuera del hogar de Figaro. Tocado por la aparente necesidad, comenzó a ofrecer cultos cada semana para todo aquel que quisiera participar.

Durante más de cinco años, se reunieron bajo una tienda con estacas de madera allí en medio de la calle, en frente de su casa. Figaro sentía la responsabilidad de encontrar una propiedad y construir una iglesia. Ayudó a juntar fondos para construir una, y hoy día, la Église Adventiste Galaad está atestada con más de quinientos miembros que se reúnen allí cada sábado. Figaro dijo que el terrible trauma del terremoto hizo que surgiera una hermosa nueva congregación en su vecindario que alaba a Dios cada semana.

Más de quinientas personas se reúnen en la Église Adventiste Galaad en Diquini, Carrefour, en Puerto Príncipe, Haití, durante la segunda semana de campañas de evangelización el 11 de enero de 2020. La iglesia creció a partir de un grupo pequeño que se reunía en el vecindario la noche del 12 de enero de 2010. La congregación pasó de ser un grupo de cincuenta a más de 350 miembros en la actualidad. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

Centenario de los esfuerzos de evangelización

La División Interamericana está celebrando su centenario con muchas grandes actividades. Los líderes y los laicos han intensificado los esfuerzos de evangelización en el espíritu de los primeros pioneros, haciendo sonar los mensajes de los tres ángeles y señalando el pronto regreso de Cristo. Nuestras 24 uniones se agruparon por región para llevar a cabo campañas de evangelización; desde enero de 2022, el evangelio ha sido proclamado por medio de eventos presenciales y en la radio, la televisión y las plataformas de medios sociales.

Más de cuatro mil miembros nuevos se sumaron a la iglesia en marzo para seguir la campaña de seis semanas “Las huellas de esperanza”, que fue transmitida desde Montego Bay, Jamaica, a lo largo de las uniones de habla inglesa de Interamérica, a saber, el Caribe Atlántico, Belice, el Caribe, Jamaica y el Caribe Holandés.

Más de 21 mil nuevos creyentes fueron bautizados en la República Dominicana, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala durante la campaña de dos semanas “No te rindas, aún hay esperanza” que visitó a cada país en vivo cada noche y que fue transmitida en la radio y las plataformas de medios sociales del 25 de mayo al 9 de abril de 2022.

Varios son bautizados en el Dique El Carrizo en Valles de Tijuana, en Baja California, México. Fueron parte de más de 23 mil nuevos miembros bautizados durante la campaña de evangelización en línea al fin de mayo, como parte de esfuerzos continuados que llevaron a la campaña nacional llevada a cabo del 12-19 de junio de 2021. [Fotografía: Asociación de Baja California]

La primera de dos campañas de evangelización en francés se llevó a cabo en Haití, y resultó en el bautismo de más de ocho mil miembros nuevos. Campañas regionales adicionales en línea se llevaron a cabo en Puerto Rico, Cuba, Colombia y Venezuela, además de en el territorio de las Antillas Francesas y Guyana. Se ha planificado una próxima campaña de evangelización en línea en México del 18-25 de junio de 2022.

Los líderes y los miembros de iglesia de México están trabajando juntos para exceder los 23.478 miembros nuevos que se sumaron a la iglesia el año pasado durante la primera campaña regional de evangelismo en línea coordinada por las cinco uniones del país.

Aceptar el llamado “I Will Go”

Ya sea en inglés, español, francés, criollo, papiamento o en cualquiera de las decenas de dialectos en las selvas, desiertos y montañas, hay hijos e hijas de Dios que han aceptado el llamado “I Will Go”. Ellos sirven, educan, y predican la Palabra de Dios para que otros puedan llegar a ser individuos transformados en Cristo. Interamérica está llena de vida, felicidad, color, entusiasmo y celo.

Interamérica encarna un sólido compromiso con la herencia del Rey del universo. Hoy damos gloria y alabanza a Aquel que nos llamó para que lo sigamos.

Creemos en él, esperamos por él, aguardamos el día glorioso cuando seremos “sellados con el Espíritu Santo de la promesa” (Efe. 1:13).

* Elena G. White, Notas biográficas de Elena G. White (Doral, Fl.: Asoc. Publicadora Interamericana, 1994), p. 216.

 

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Colegio Secundario Adventista Oakwood llega a un acuerdo por las competencias en sábado
52 niños ucranianos tienen acceso a materiales escolares gracias a ADRA Italia
Docentes adventistas comprobarán sus conocimientos de la historia adventista durante evento final en línea