Parte de los campeones de evangelismo laico muestran sus medallas después de ser reconocidos durante una ceremonia especial en el cierre del Festival de Laicos de la División Interamericana en Ciudad de Panamá, Panamá, el 6 de agosto de 2022. [Fotografía: Ariel Morales/DIA]

12 de agosto de 2022 | Ciudad de Panamá, Panamá | Libna Stevens, División Interamericana

Veinticuatro evangelistas laicos fueron reconocidos por su servicio destacado a la hora de llevar a cientos de individuos a aceptar el evangelio, en una ceremonia especial llevada a cabo durante el último día del Festival de Laicos en la División Interamericana en Ciudad de Panamá, Panamá, el 6 de agosto de 2022.

En medio de los aplausos, los destacados laicos que representaron a miles de evangelistas laicos, predicadores laicos e instructores bíblicos laicos de sus regiones recibieron medallas, saludos y abrazos por sus servicios.

El pastor Melchor Ferreyra, director de ministerios personales de la División Interamericana, habla sobre el trabajo destacado de los evangelistas laicos predicadores e instructores bíblicos que han llevado a cientos de personas a aceptar el evangelio este año y en los últimos tres años. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

Reconocimiento a los campeones

“Queremos honrar a los campeones laicos de Interamérica”, dijo el pastor Melchor Ferreyra, director de ministerios personales de la División Interamericana. Escogidos por el territorio de cada unión, los condecorados fueron elegidos por sus líderes regionales como personas que fueron clave y una parte integral de la expansión de la iglesia, dijo Ferreyra.

“No hay duda alguna de que nuestros laicos en Interamérica son las ‘fuerzas vivas de la iglesia’. Ministran juntos con los pastores locales para esparcir el mensaje de esperanza con aquellos que necesitan de un Salvador”. Ese número supera el millón de laicos o miembros de iglesia activos en el territorio de la División Interamericana, expresó. El sueño es hacer que cada miembro se involucre en el evangelismo, en actuar de manera intencional respecto del evangelio, discipulando a otras personas todo el año, dijo Ferreyra.

Varios campeones del evangelismo laico posan con sus medallas durante la ceremonia de entrega de reconocimientos. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

Dedicado evangelista laico

Roger Alleyne, que trabaja para una compañía de energía en Tobago, decidió compartir el evangelio poco después de ser bautizado en 1996. Se involucró en la iglesia como anciano y líder de actividades de los laicos. Para 1998, llevó a cabo su primera campaña de evangelización y pasó a asistir a evangelistas en todo el Caribe de habla inglesa.

Se sintió llamado por Dios para estudiar teología en la Universidad del Sur Caribeño, donde se graduó. Desde 2016, ha estado llevando a cabo campañas de evangelismo laico en Guyana, las Bahamas, Tobago, Trinidad, Jamaica y el África. “Algunos años, llevo a cabo dos o tres campañas; otros, cinco [campañas]”, dijo. Alleyne ha sido testigo de cientos de personas que aceptaron a Jesús y experimentaron una transformación. Él sigue en contacto con los que se bautizan.

El evangelista laico Roger Alleyne, de Tobago, en la Unión del Caribe, muestra su medalla minutos después de haberla recibido. [Fotografía: Libna Stevens/DIA]

“Me encanta ver que las personas van al Señor y experimentan una transformación de vida”, dijo Alleyne. Muchos se han graduado con honores de la escuela, algunos lo han llamado con pensamientos de suicidio, y otros le cuentan de sus luchas y progresos, añadió.

Como evangelista laico, usa muchas de sus semanas de vacaciones para dedicarse al evangelismo público, mayormente en campañas en tiendas o carpas que duran hasta cuatro semanas. “Esas campañas sacan lo mejor de mí. Conozco la vida en la calla, y es fácil para mí relacionarme con las personas de allí”, dijo Alleyne. Nació y se crio en otra denominación cristiana.  Dijo que estudia la vida y el ministerio de Cristo todo el tiempo, y adapta los mensajes bíblicos a los que están pasando por situaciones difíciles.

Seis de un grupo de 16 nuevos creyentes hacen una pausa antes de ser bautizados en Playa Mt. Irvine en Tobago, en abril de 2021, después de que el evangelista laico Roger Alleyne terminó con una campaña de evangelización en tienda. [Fotografía: Keanne Leith]

Alleyne planea sus actividades de impacto de evangelización cada año, incorpora a la tecnología para presentar sus ilustraciones y permite que Dios prepare el camino. Su esposa Natasha es abogada, y dedica tiempo libre para ministrar como evangelista laico, viajando a veces con él para hacer evangelismo público. El lema de él es “Arregla los negocios de Dios, y Dios arreglará tus negocios”, dijo Alleyne. “Necesitamos ponernos a andar, para que así podamos contribuir al progreso de la misión de la iglesia mientras aún hay tiempo.

Dedicado instructor bíblico laico

Misael Artunduaga Castro, de Colombia, se ha dedicado a ser instructor bíblico laico durante doce años. Vive con su familia cerca de las llanuras orientales del sur de Colombia, donde ha estado ministrando a varias comunidades indígenas desde 2019. Artunduaga sintió el llamado de Dios de testificar y compartir el evangelio en decenas de comunidades étnicas cerca de la frontera con Brasil y Venezuela. “Hay 68 grupos idiomáticos diferentes y, hasta el momento, decenas en tres de esos grupos han aceptado el mensaje del evangelio”, dijo. Ha dedicado tiempo a conectarse con las comunidades indígenas, descubriendo cuáles son sus necesidades y compartiendo prendas de vestir, alimentos y cosas que necesiten. “No sé el idioma de ellos, pero algunos hablan un poco de español, o nos hacemos amigos con los líderes de la comunidad y el Señor permite que su mensaje les llegue”, dijo Artunduaga.

El campeón instructor bíblico laico Misael Artunduaga, de la Unión Colombiana del Sur, muestra su medalla durante el Festival de Laicos, el 6 de agosto de 2022. [Fotografía: cortesía de Alvaro Niño]

Tres semanas por mes, se sube a su motocicleta cargada de artículos y viaja con una o dos personas más para ayudar en el ministerio laico. Algunas comunidades están a trece horas de distancia. “Dormimos en hamacas, comemos con ellos y compartimos la Palabra de Dios”. Requiere estar con ellos e irse ganando su confianza, amándolos y aceptándolos, dijo. “Soy vegetariano, pero lo que me dan para comer cuando estoy con ellos, yo lo como. Puede ser algo de pescado o lo que tengan”.

Gracias a la obra de Artunduaga, el mensaje adventista ingresó a la comunidad sikuany en 2020, y al grupo sábila en 2021. Este año se ha enfocado en alcanzar a la comunidad unuma.

“No tenemos 68 años para alcanzar a cada una de las lenguas que se hablan en esas comunidades”, dijo. “Se necesitan más recursos para construir templos y miembros más comprometidos que se involucren brindando brigadas de salud”.

Misael Artunduaga habla con la comunidad que habla sikuany un sábado reciente en el departamento de Vichada, en las llanuras orientales de Colombia. Él ha estado visitando la comunidad desde 2019, además de otras comunidades indígenas de la región. [Fotografía: cortesí de Misael Artunduaga]

Artunduaga ha estimado que ha bautizado entre 350 a 400 nuevos creyentes desde 2019. Tiene pasión por alcanzar a más grupos indígenas, y sueña con construir once iglesias que se necesitan actualmente.

Al ver decenas de banderas ondeando durante los tres días del Festival de Laicos, imaginó 68 banderas que representen a cada uno de los grupos indígenas.

Hace varios años, Artunduaga pidió a Dios que le diera fuerzas y permitiera que los diversos grupos de alguna manera entendieran cuando hablaba. “Todo lo que tenemos que hacer es entregar nuestra vida y voluntad a Dios, y permitirle que nos fortalezca”, dijo Artunduaga. “Él hace el resto”.

Artunduaga es un verdadero campeón, que por sí solo ha penetrado en muchas comunidades con el evangelio, dijo el pastor Álvaro Niño, presidente de la Iglesia Adventista en la Unión Colombiana del Sur. “La iglesia se ha visto realmente bendecida por su ministerio”.

Misael Artunduaga se prepara para bautizar a un nuevo creyente de la comunidad Unuma en las llanuras orientales de Colombia. [Fotografía: Misael Artunduaga]

Otros campeones laicos que fueron honrados durante la ceremonia de entrega de reconocimientos incluyeron evangelistas laicos que llevaron a cuarenta personas al evangelio este año, o más de 150 durante los últimos tres años, o más de doscientos durante los últimos cuatro años:

Unión del Caribe Atlántico: Joshua Lawrence

Unión de Belice: Ricardo Correa

Unión del Caribe: Roger Alleyne

Unión Mexicana Central: Orlando López

Unión Mexicana de Chiapas: Domingo Gumeta

Unión Cubana: Concepción Morales

Unión Dominicana: Elvis Cárdenas

Unión del Caribe Holandés: Sidney Isidora

Unión Venezolana Oriental: Ana Cilena

Unión Salvadoreña: Douglas Salazar

Unión de Guyana y Antillas Francesas: Line-Rose Lamin

Unión Guatemalteca: Ramón Mota

Unión Haitiana: Harry Moncoeur

Unión Hondureña: Eddy Juárez

Unión Mexicana Interoceánica: Rebeca León

Unión Jamaiquina: Jeffrey Harriott

Unión Colombiana del Norte: Pedro Castillo

Unión Mexicana del Norte: Zenaida Sánchez

Unión Panameña: Hilda Brown

Unión Puertorriqueña: Julio Angel Heredia

Unión Centroamericana Sur: Dany Morris

Unión Colombiana del Sur Misael Artunduaga

Unión del Sureste Mexicano: Saúl Hernández

Unión Venezolana Occidental: Cesar Fajardo

 

Para ver el programa en línea del Festival de Laicos de Interamérica, un programa detallado y los oradores destacados, visite festival.interamerica.org

Para ver un álbum de fotografías del evento, ingrese AQUÍ

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Subvención de 5 millones de dólares apoyará el cambio comunitario en Andrews
Recorrido en moto por Jesús
Perú registra la mayor cantidad de fósiles marinos encontrados a la fecha